Vale, pues esta es nuestra historia. Intentaremos que sea breve.

Somos tres padres y un tío que empezamos todo esto como un proyecto artesanal por nuestra cuenta (es mejor que colgar estanterías, ¿verdad?). El objetivo era hacer el mejor libro personalizado del mundo. Sí, sí, lo sabemos. Pero bueno, si no somos ambiciosos, ¿dónde está la gracia?

La cuestión es que incluso colgar una estantería resulta mil veces más complejo de lo que te imaginas. Poder crear un libro diferente para cada nombre de todo el mundo…es algo realmente difícil. Bueno, la verdad es que es un lío.

Echamos un vistazo al censo del Reino Unido y vimos que contenía 14 000 nombres. Lo que significaba que, para poder crear un libro para todos ellos, teníamos que escribir muchas historias diferentes, y hacer más de 200 ilustraciones, y después escribir aproximadamente un billón de kilómetros de código para que toda la tecnología funcionase.

Pronto pasó de ser un proyecto artesanal a un trabajo colectivo hecho con mucho amor. Pero entonces se hizo público y la reacción fue asombrosa. A la gente le encantó, a sus hijos les encantó, a todo el mundo le encantó. Y como nuestros clientes son ASOMBROSOS, hablaron sobre nosotros a su familia y amigos. Esto hizo que, rápidamente, el proyecto diese un nuevo giro. De un trabajo hecho con amor a un negocio real, maduro, apropiado, vivo y viable. Toma ya, vaya proyecto artesanal…

Echa un vistazo a nuestro precioso libro>>>